//Embriomóvil: una aplicación para seguir la fecundación in vitro

Embriomóvil: una aplicación para seguir la fecundación in vitro

El mundo de la reproducción asistida ha experimentado recientemente una pequeña revolución con la creación de la aplicación “Embriomóvil”, mediante la cual se puede ver en tiempo real el estado de los embriones durante el proceso de fecundación in vitro. Se trata, por tanto, de una herramienta que puede resultar muy útil para los padres que utilicen esta técnica de reproducción, dada la ansiedad que sufren muchas veces por saber cómo evoluciona el proceso.

Se ha comprobado que los momentos más difíciles para los futuros padres durante la fecundación in vitro son los cinco o seis días que puede durar la formación de los embriones en el laboratorio. Anteriormente se habrán extraído los óvulos y se habrá obtenido el semen, pero es esta fase la que resulta crucial y en la que se decide si los embriones formados son válidos o no. Eso, unido a que los futuros padres están en casa esperando los resultados, supone un gran nerviosismo.

Por eso se ha creado esta aplicación, para que los futuros padres puedan seguir desde la pantalla de su móvil el proceso de gestación de los embriones en tiempo real. Esto les ayuda a comprender mejor el proceso y a reconocer cualquier tipo de problema que se produzca, algo que les ayudará en caso de resultados negativos en la fecundación. De este modo, en el momento de implantar los embriones en el útero de la madre, los padres ya sabrán cuáles son los elegidos, pues  habrán estado siguiendo todo el proceso.

Se trata, por tanto, de una herramienta muy útil para los usuarios de este servicio pues pueden seguir en tiempo real esos momentos tan especiales, aprender cómo se desarrolla el proceso y gracias a esto, comprender y asimilar mejor cualquier tipo de contratiempo, además de reducir la ansiedad y los nervios de la espera. Una vez más, la tecnología móvil nos sorprende y nos aporta una herramienta realmente interesante.

2018-03-14T11:40:40+00:00 abril 27th, 2017|Fecundación in vitro|

Deje su comentario